A quienes asistan a la Bajada se les solicitará el carnet de vacunación, tomando en cuenta que el 35 % de la población está vacunada y la recomendación es estar en un ambiente abierto y no cerrado, manifestó el párroco de la Basílica, Nedward Andrade

Las Fiestas Patronales de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá serán un homenaje a las familias. Para esta edición, la Madre Celestial bajará para llenar a todos sus fieles de esperanza y unión, estará acompañada con la imagen de su esposo San José; en el marco del año Jubilar, dedicado al Patrono de la Iglesia Católica Universal.

El anuncio lo hizo el padre Nedward Andrade, párroco de la Basílica de La Chinita, tras presentar el programa de las festividades, que en este año se conmemoran 312 de la renovación mariana y 79 de su coronación canónica. También la Sociedad Religiosa Servidores de María, cumple 120 años de fundada.

En rueda de prensa, indicó que sigue la prevención y las medidas de bioseguridad porque aún la pandemia no ha finalizado. El aforo máximo será de 240 personas, no habrá procesión y La Reliquia sólo será llevada en recorrido en el María Móvil por algunas parroquias. Los que van asistir a la Bajada, deben llevar su carnet de vacunación en el que consta que han recibido las 2 dosis y limitarán el acceso de niños, pues una de las costumbres de los fieles es presentar a bebés y niños a la Madre de Dios. La procesión de la Aurora fue cambiada por la pandemia. La Sagrada Tablita saldrá esta vez a las 3 de la madrugada en el María Móvil y finalizará a las 6 cuando la suben a su nicho hasta el próximo año.

Sobre el desarrollo de estas actividades, en la víspera de comicios electorales, comentó que desde la Iglesia se ha trabajado por despolitizar la celebración y confía en que este año se pueda lograr.

El 16 de octubre se realizará la presentación y bendición de los 4 mantos que lucirá la Reina Morena, en la Bajada, Solemnidad, Misa Parroquial y Aurora. El padre Nedward Andrade recordó que cada uno de los mantos, es una catequesis viviente de lo que la Iglesia quiere implementar y llevan un mensaje de Dios. La familia ha sido golpeada por la pandemia, el llamado es a convertirlas en el símbolo de unión, alegría y esperanza, a seguir adelante en medio de la adversidad. Habrá una oración muy especial por los fallecidos y sobrevivientes de la pandemia, y por los que se han ido del país, pues cada familia venezolana lleva ese dolor de estar alejada de un ser querido. Recordó que San José cuidó y protegió al Niño Jesús y a María desde el anonimato y el silencio, de cara a Dios. Es un modelo de amor y humildad inspirado por Dios.

La Bajada de La Chinita será el próximo 30 de octubre en la plazoleta de San Juan de Dios y la solemne Eucaristía estará a cargo de monseñor José Luis Azuaje Ayala, arzobispo de Maracaibo y presidente de la CEV.No habrá procesión.

El padre Andrade recordó que la gaita ganadora del concurso una Gaita para La Chinita fue del servidor mariano José Rafael Marín, oriundo de El Moján. Agregó que el acceso a la plazoleta será controlado, los fieles que asistan deben presentar el carnet de vacunación. Pidió que si alguno siente malestar o tiene algún síntoma es mejor que se resguarde en sus casas y se cuide.

Del 31 de octubre al 16 de noviembre la Reina Morena saldrá en la procesión lacustre acompañada de sus Servidores y la Guardia Costera. Del 6 al 14 de noviembre serán los recorridos en el María Móvil y el 15 se realizará la tradicional serenata de la GNB a su patrona.

El 18 de noviembre la misa pontifical será en la plazoleta de San Juan de Dios. El acceso será controlado también. Es importante que los fieles acaten las normas de bioseguridad y resguardo.Tampoco habrá procesión. El 27 de noviembre será la misa Parroquial y el recorrido en el María Móvil. La Aurora Chiquinquireña está prevista para el 5 de diciembre a las 6 de la mañana y fue cambiada la ruta tradicional. El programa concluye el 6 de diciembre, un día después de la subida, con la misa especial por el 120 aniversario de los Servidores de María. Actualmente están censados más de mil, entre niños, jóvenes y adultos. Al menos 400 están activos y 7 de sus integrantes han fallecido por complicaciones del Covid-19. Es el grupo religioso más antiguo y numeroso del templo, son educados en la fe y están encargados de llevar en hombros y proteger a la Madre de Dios en todas las ceremonias religiosas.

Lcdo. Fernando Martínez
CNP: 11.805