Desde Venezuela hasta Estados Unidos, el talento de Freddy Guzmán ha allanado el camino para que más personas se sumerjan en la tendencia del grooming canino. Originario de Maracay, este joven emprendedor decidió adentrarse en el mundo de los perros, estableciendo la primera Academia de Peluquería Canina respaldada por el Ministerio de Educación de Venezuela, además de inaugurar tres tiendas en el país para enseñar el oficio a quienes estuvieran interesados.

En 2018, tomó la valiente decisión de emigrar y establecerse en Estados Unidos, donde continuó con su labor en el cuidado canino. Actualmente, cuenta con un equipo de 12 profesionales que colaboran con él en su peluquería canina. Desde temprana edad, Guzmán sintió una conexión especial con los perros, y a los 14 años, comenzó a cuidar de su mascota por iniciativa propia, disfrutando cada momento. Sin embargo, nunca imaginó que este amor se convertiría en su vocación y profesión, y mucho menos que tendría la oportunidad de compartir sus conocimientos con otros.

Aunque su sueño inicial era convertirse en veterinario, optó por estudiar Derecho en la Universidad Bicentenaria, con la esperanza de poder contribuir a través de las leyes a la seguridad y protección de las mascotas, en un momento en que estas normativas eran escasas en Venezuela.

Con el paso del tiempo y debido a las circunstancias del país, Guzmán tuvo la oportunidad de enseñar a más personas, gracias a la calidad de los servicios que ofrecía. Su iniciativa de crear el primer curso de grooming en Venezuela marcó un hito en el país, atrayendo a una variedad de estudiantes, desde odontólogos hasta personas en busca de un oficio para emigrar.

El grooming, un término norteamericano que se refiere al cuidado estético exclusivo para perros, se convirtió en el centro de atención de Guzmán, quien se dedica a resaltar la belleza de estos animales. Su talento ha sido reconocido internacionalmente en países como Argentina, Colombia, Chile, Brasil, Uruguay, República Dominicana, España, Austria, Eslovaquia y Estados Unidos, demostrando que el pensamiento «en grande» puede abrir puertas a nuevas oportunidades.

A pesar de su éxito en el extranjero, Guzmán añora su país y aspira a regresar algún día, con la esperanza de compartir nuevos conocimientos y técnicas con sus compatriotas para contribuir al desarrollo del país a través del cuidado de las mascotas. Su pasión por enseñar y su deseo de impactar positivamente la vida de sus alumnos y de las mascotas lo impulsan a seguir creciendo y alcanzar nuevas metas en el mundo del cuidado canino.

Lcdo. Fernando Martínez
CNP: 11.805